Investigar es trabajar

miércoles, 27 de junio de 2007

Una "dama OMC" en la Jefatura de Gobierno

La dama de la foto es -para aquellos que no hayan visto a la ciudad de Buenos Aires empapelada con afiches amarillos con su rostro- la flamante Vice-Jefa de Gobierno porteño electa, la Lic. Gabriela Michetti.

La flamante ganadora de la Vice-Jefatura (de 38 años) ha sido vista por gran parte de la población porteña como "el punto de apoyo" de la candidatura de Mauricio Macri como alcalde por la lista Propuesta Republicana, alias "Pro". Se la ha mencionado como que "humanizó" el perfil de Macri, que lo "limpió" para una fórmula que podía impregnarse con los negocios turbios de las empresas del candidato titular y sus históricas alianzas con el menemismo. Era "el imán de los votos progres" para la derecha del Pro, una mujer alejada de la política hasta su ingreso a la banca como legisladora porteña y su intensa campaña contra Aníbal Ibarra para lograr su destitución tras la tragedia de Cromañón. Una mujer que muestra inteligencia, medida en sus términos (aunque supo decir también en la TV abierta que tildó muchas veces a Macri de "facho" en discusiones internas del partido), etc.

Gabriela Michetti proviene del sector privado, básiamente de tareas de consultoría y asesoramiento a empresas. Puede chequearse el CV que ella misma presentó ante la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires al asumir su banca, pues se encuentra colgado de la página de internet de la Legislatura (podemos acceder a él con el link en el título de este posteo).

Michetti es Licenciada en Relaciones Internacionales (USAL) especializada en relaciones comerciales internacionales y con experiencia en la formulación y gestión de proyectos de cooperación internacional (financiamiento externo). Su experiencia laboral -y aquí entramos en terreno más interesante- ha sido trabajar en proyectos financiados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para "fortalecer la política comercial externa" (esto lo hizo hasta el 2003, cuando ingresó en política a las huestes de Mauricio Macri).

También resalta su trabajo con la OMC y sobre la OMC, como consultora en demandas comerciales y sobre los impactos de los acuerdos de la OMC en NAMA (acceso a mercados no agrícolas y bienes industriales), en materia de subsidios, dumping y salvarguardias. También ha sido asesora en cuanto a cómo se ajustan las políticas comerciales con lo que se arregla en la OMC, y por último ha trabajado para la OMC en la revisión de las políticas comerciales de Argentina (para ver cuánto cumple o no Argentina con lo que la OMC dicta).

Uno quizás se preguntará dónde se habrá formado para defender técnicamente los intereses nacionales. La respuesta es... en la OMC! Gabriela Michetti hizo un curso sobre demandas a los países miembro, en Ginebra, en la propia sede de la OMC.

Ha trabajado en distintas áreas del Ministerio de Economía desde 1996 al 2001 (bajo las directivas de Domingo Cavallo y su sucesor Roque Fernández) y en la Gobernación de la Provincia de Buenos Aires de 1989 a 1991. Mientras tanto ha sido consultora para el PNUD "en diversos proyectos" que no detalla.

En el año 2001 se pasa al sector privado. Su actividad, como dijimos, pasa a ser de consultoría a las cámaras de exportación de diversos sectores. No llama la atención entonces que, en plena candidatura por el Pro, la Vice-Jefa de Gobierno electa se haya reunido ya el 7 de mayo en un almuerzo de trabajo con varias cámaras de exportación con países europeos: la Cámara de Comercio Argentino-Austríaca, la Cámara de Comercio Argentino-Alemana, la Belgo Luxemburguesa, la Argentino-Danesa, la Argentino-Holandesa, la Suizo-Argentina y la Cámara Argentino-Británica, infaltable por supuesto.

Me despertó particular atención una página de internet (www.causapopular.com.ar) en donde específicamente se reprobaba el perfil académico-profesional de la ahora Vice-Jefa de Gobierno electa, precisamente por las políticas "Pro"-privatización de la OMC ("acceso a mercados" y "compras al sector público" le llaman) en áreas relacionadas a "servicios", "inversiones" y demás que, como sabemos, nunca habían sido incluídas como "comercio" hasta la década neoliberal de los años ´90.

Intenté localizar algún escrito o trabajo publicado por Michetti sobre la OMC o el libre comercio que tanto ha impulsado, pero esta búsqueda ha sido hasta el momento infructuosa. Lo único que hallé fue un comentario al libro "The selling of free trade" de John R. MacArthur publicado en la revista Archivos del Presente en el número 26, de fines de 2001. No obstante, el equipo de "asesoramiento" de los electos jefes de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, sostienen todas las líneas privatizadoras que en la OMC se fomentan, por lo que no resulta para nada contradictorio: se trata de proseguir con el avance del capital privado que se inició poco antes de la Dictadura Militar de 1976, con la política económica de Martínez de Hoz, y profundizado en los ´90 por la presidencia de Carlos Menem.

De todas formas, sería interesante encontrarse con algo de su puño, letra y pensaiento propio...

martes, 26 de junio de 2007

A buenos entendedores, pocas palabras...

La foto que se adjunta ocurrió el día jueves 14 de junio, cuando la Primera Dama y Senadora Cristina Fernández de Kirchner se entrevistó con el Director General de la OMC Pascal Lamy. El objetivo de esta visita oficial argentina fue el mantener las posiciones argentinas (que pueden chequearse en los diarios La Nación -www.lanacion.com.ar- e Infobae -www.infobae.com- del día 14 de junio) en el fuerte lobby existente dentro de la OMC para intentar resucitar la Ronda de Doha, suspendida desde hace casi un año.

El contexto era la inminente reunión del "G4" (EEUU, UE, Brasil e India) para arribar a un acuerdo de mínima que pudiera comprometer a los 150 países miembro de la OMC para hacer retornar la Ronda. En el posteo anterior se dan los detalles de este contexto.

A casi una semana luego de esta visita, el grupo "NAMA 11" (liderado por Argentina dentro de las negociaciones sobre acceso a mercados no agrícolas y bienes industriales) emitió una declaración desautorizando lo que Brasil e India podrían llegar a negociar en las conversaciones del G4 en Potsdam, que comenzaban el martes 19 de junio y debían prolongarse hasta el domingo 24. El miércoles 20 la delcaración del NAMA 11 se hizo pública, y al día siguiente la reunión de Potsdam del G4 se suspendía por "discrepancias insalvables" entre las delegaciones.

Ese mismo día 21, Pascal Lamy emitió declaraciones oficiales que se linkean en el título de este posteo. Verán lo brevísimo de las mismas (apenas dos párrafos) en donde se pretende depositar toda la confianza de la reanudación de la Ronda en los 150 países miembros... Sí, la OMC vuelve a decirse "democrática", pero de ser así: ¿por qué autorizar reuniones de un "G4" que se decía "representativo"? Está claro que cuando el lobby falla, la OMC desea volver a mostrarse como una institución democrática que establece sus decisiones sobre la voluntad consensuada de sus 150 miembros. Pero esto es simplemente mentira. Si el lobby en Potsdam no hubiese fallado, ¿hubiera dicho lo mismo Pascal Lamy de dejar el retorno de la Ronda de Doha a la voluntad de 150 miembros y no a un resultado positivo de 4 delegaciones reunidas a puertas cerradas (cerradas al resto de las delegaciones y cerradas a sus pueblos)...? Basta leer las pocas palabras de la declaración para entender muy bien el frustrado estado de ánimo del Director General, y de las negociaciones en sí de la OMC...

La última noticia: Celso Amorim, Canciller del Brasil, delcaró ante la prensa en Ginebra que "el G4 tal como se lo conocía está muerto" luego del fracaso de Potsdam. Al parecer el simbronazo de los países que componen el NAMA 11 fue fuerte y duro.

La caída Ronda de Doha no levanta cabeza

Al parecer, las ronda de negociaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) -denominada Ronda de Doha- no puede levantar cabeza. Incluso se habla ya de su "hundimiento".

Las negociaciones fueron suspendidas a mediados del año pasado, y permanecen formalmente suspendidas desde entonces. Pero sabemos que las formalidades son generalmente superadas... por las informalidades. Incluso en las más altas esferas y los ámbitos que se presentan como los más serios a nivel internacional. Desde la suspensión de la Ronda de Doha (anunciada públicamente por el Director General Pascal Lamy, pero que en ningún momento fue confirmada por el Comité General, sino que simplemente "tomó nota de lo anunciado", pero que no formalizó el anuncio), el lobby desatado ha sido feróz.

Los temas en negociación siguen siendo los mismos que desde la última Conerencia Ministerial, ocurrida en diciembre de 2005 en Hong Kong (China): agrigultura, acceso a mercados no agrícolas y bienes industriales (NAMA), y servicios. Con el tiempo, los tres temas han despertado polémica en las negociaciones, enfrentando en forma cada vez más evidente a las delegaciones de los países en desarrollo con los países desarrollados. La chispa que causó el fuego fue sin lugar a dudas, agricultura. Más específicamente la rotunda negativa de EEUU a eliminar sus subsidios agrícolas, posición que también tuvo cierta contrapartida con la UE.

A partir de julio de 2006 se formó un "G6": una suerte de reedición del grupo de países que habían sido llamados "las 5 partes interesadas" para posibilitar un acuerdo en Hong Kong en 2005: EEUU, la UE, Brasil, India y Australia. A estos países se le sumó Japón. Ese G6 fracasó, no llegó a ningún lado. Ni siquiera el lobby australiano al llamar a una reunión en su ciudad de Cairns para "celebrar" los 20 años de negimiento del "Grupo Cairns" -que reune prácticamente a los rincipales países agroexportadores del mundo, desarrollados o no- pudo arrimar a un atisbo de acuerdo. La reunión de todo el Grupo Cairns fracasó, así como fracasaron las conversaciones del G6.

La "salida" pensada para llegar a un acuerdo definitivo, dado que los tiempos apremian puesto que el 30 de junio vence la ley norteamericana que otorga al Presidente George Bush a negociar acuerdos comerciales sin consultarle al Congreso, conocido como "fast track", era el convocar directamente a las partes en conflicto: los principales países desarrollados en la Ronda (EEUU y la UE) por un lado, y los principales países en desarrollo. Estos últimos fueron Brasil e India. Esta "autonominación" de un "G4" despertó fuertes polémicas, que ya no escaceaban a lo que era el "pasilleo" desatado desde la suspensión de la Ronda de Doha.

No es menor el dato de la visita que la Primera Dama y pre-candidata a la Presidencia de Argentina Cristina Fernández de Kirchner hizo hace 15 días aproximadamente a la propia sede de la OMC en Ginebra. Su gira por Suiza fue tomada por muchos medios que siguen el paso de frivolidad de la Primera Dama, pero pocos tomaron el dato real del viaje: Cristina fue a entrevistarse con el mismísimo Pascal Lamy para hacerle llegar el mensaje del Presidente Néstor Kirchner que Argentina no modificaba sus posiciones de negociación, sin importar lo que se estaba discutiendo en las reuniones informales del G4.

La semana pasada el G4 se reunió en Potsdam (Alemania) con la intención de tomar los puntos conflictivos de la agenda de Doha y arrimar posiciones para un acuerdo, de una vez. Las reuniones comenzaron el martes pasado y debían prolongarse hasta el domingo 25 inclusive. Tras unos primeros rumores de que efectivamente un acuerdo en Potsdam podía llegar a ser cierto, y con ello ser un hecho que la Ronda de Doha volviera con ímpetu (inclusive como para concretar una próxima Ministerial para fines de julio de 2007, justo antes del vencimiento del fast track). Toda esta expectativa interesada en un éxito a toda costa de los amantes del libre comercio, tuvo un nuevo revés: para el día jueves las partes llamaban a una suspensión de las reuniones del G4.

Justo el día previoa esa suspensión del G4 se dio a conocer una declaración del grupo "NAMA 11" liderado por Argentina. El dicha declaración el NAMA 11 advertía que las posiciones del grupo de mantener elevados los coeficientes de protección a la liberalización industrial eran inamovibles, y resono todavía más fuerte la explícita mención de que ningún país en desarrollo había sido mandatado para llevar la voz representativa de los 11 países del grupo, y descargó sosteniendo que ni Brasil ni India hablaban por el NAMA 11 dentro de las conversaciones que ellos estaban sosteniendo en el G4, y que en todo caso hablaban por sí mismos.

Recordemos que la voz de Argentina dentro del NAMA 11 es de pesar, y que la visita de Cristina Kirchner quizás haya sido determinante para elevar dicho tono, que de ser así evidentemente obtuvo un fuerte apoyo del resto de las delegaciones miembro.

Frente a estas durísimas declaraciones del grupo, las conferencias que iban a realizarse esta semana por parte del Comité de Negociaciones Comerciales (CNC) de la OMC, debieron levantarse. Y con ello, los ánimos de realizar la Ministerial este mes -e inclusive las posiciones más moderadas, que decían hacerlo para fin de año- se frustraron por completo.

Según fuentes desde dentro de las negociaciones, el estado de situación post-Potsdam ha sido un entendimiento entre las mutuas posiciones de la Unión Europea y de EEUU (que se encontraban entre sí distanciadas tanto en materia de subsidios agrícolas como en los coeficientes de liberalización a aplicar dentro de la "fórmula suiza" en NAMA). Esto significa un cierto cambio dentro del contexto de hace casi un año. Empero, este acercamiento de posiciones no demostraba ninguna clase de beneficio para la periferia, cuando los países centrales del G4 continuaron presionando a India y Brasil para que abriesen de par en par sus mercados para bienes industriales (NAMA) eliminando sus tarifas arancelarias sobre el sector y elevar de esta manera lo que EEUU y la UE incluso estaban dispuestos a hacer en casa. Finalmente, la gota que parece haber derramado el vaso en Potsdam ha sido sobre en sentido de la Ronda en sí: mientras que EEUU y la UE entendían los objetivos de la Ronda en la obtención de nuevos flujos comerciales de los países en desarrollo, éstos insistieron en poner en el centro de las conversaciones el tema del desarrollo, cuestión que debía ser el espíritu para la cual la Ronda de Doha fue convocada, pero que sin embargo nunca dio resultados concretos hasta el momento.

El diario La Nación de hoy refleja esta desazón de los librecambistas frente al optimismo de hace unos días (una editorial del mismo diario, del día 17/06/2007 hablab de paradójicos "avances para la Rueda de Doha", y daba sus loas diciendo "Es una buena noticia para el mundo porque de concretarse ese propósito se estiman que se abrirán nuevas oportunidades de negocios"). Pues difícilmente pueda concretarse el cierre exitoso de la Ronda de Doha, al menos para este año. Ya desde el año pasado, altas fuentes de la Cancillería Argentina hablaban del "2008/2010" para poder pensar en algún tipo de avance, lo cual demuestra que en las delegaciones de los países periféricos las "loas al libre comercio" se hallan tan alejadas como los tiempos en que la teoría del libre cambio se originaron.

Ya hemos manifestado la necesidad de pensar en nuevos modelos de interrelación económica y de integración sostenidas desde otras bases que las del libre comercio. La oportunidad es ahora.

lunes, 25 de junio de 2007

Seguda vuelta

En el día de ayer, se desarrolló en la ciudad de Buenos Aires, la segunda vuelta de las elecciones a Jefe de Gobierno (alcalde) de la ciudad. Los dos candidatos que llegaron a esta instancia fueron Mauricio Macri (por la alianza partidaria Propuesta Republicana o "Pro") y Daniel Filmus (por el partido oficialista nacional Frente para la Victoria).

El primer candidato había obtenido una muy clara ventaja frente a sus dos oponentes segundos: Filmus y Jorge Tellerman, actualJefe de Gobierno de la ciudad. Una elección partida en tres polos hizo que el voto progresista se dividiera, dándole una clara ventaja al candidato del partido de derecha, Pro.

En el ballotage, se abultaron los números, pero la diferencia esencialmente se mantuvo. En términos relativos, no hubo un aumento al voto del ganador Mauricio Macri. Sin embargo, la estrategia del kirchnerista Daniel Filmus de apelar al "70% del padrón electoral que no votó al macrismo" fracasó. En efecto: del 100% del padrón electoral, solamente un 30% benefició al Pro, lo cual constituye un porcentaje bajo. Lo que los diarios no subrayaron ni en la primera vuelta ni en esta es el alto grado de ausentismo a las urnas: entre un 30% y un 35%. Básicamente, Mauricio Macri compite con su "voto por el cambio" con aquel porcentaje de la población que descree de la herramienta electoral para que ese cambio pueda producirse y ni siquiera fue a votar. Pero más allá de estos análisis, esta absensión no ha impedido el otorgamiento de la Jefatura de Gobierno al primer candidato de los comicios.

El discurso de la fórmula triufante durante su campaña electoral ha sido a un electorado sin definiciones. Es decir, no se optó por un discurso con gran contenido político ni ideológico, sino todo lo contrario: el llamado al "sentido común" fue el que predominó, al mejor estilo de los partidos norteamericanos. El Pro quizás sea el primer partido político argentino que triunfa en elecciones como un típico partido "catch all", capáz de perseguir y atrapar cualquier voto. Para ello no puede optar por grandes definiciones sino por un discurso vacío sin moverse de parámetros fuera de cualquier análisis político que requiera un posicionamiento fuerte. El slogan de la campaña ("Va a estar bueno Buenos Aires") es un ejemplo de ese discurso vacío. El problema que plantea ese discurso como ganador es el día después: es un voto dado a algo que no se sabe qué es. La gratuidad en la salud (un discurso identificable con los sectores progresistas) y una mayor seguridad (una consigna proveniente de cualquier derecha ideológica) parecen compartir la "no-ideología" del Pro. Quizás debamos pensar que el peublo votó precisamente eso: una no-ideología, pero de derecha. El mensaje del "ideario" del Pro (www.ciudad.pro.com) es digno de ser analizado por linguistas y por semiólogos. La manera de mezclar conservadurismo con sectores precisamente no conservadores que "gobernaron los últimos 50 años" (entendiéndose esto por radicales y peronistas de quienes se despega, cuando Mauricio Macri se presentó por primera vez en elecciones dentro de las listas del menemismo), llamando a peronistas, radicales e independientes por igual (no llama ni a la izquierda ni al progresismo, lo cual da otro signo de su tendencia política), intercalando reclamos por seguridad, por trabajo, etc. hace de su campaña una red de pescadores en pleno mar revuelto. Quizás esta ha sido el mayor de los aciertos del Pro en esta elección.



Por su parte, el kirchnerismo sufre un embate, pero dentro de un distrito que nunca ha sido favorable para el peronismo. Ahora sus objetivos están en posicionar fuertemente a su candidato para la Gobernación de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Sciolli, y el pensar para las futuras elecciones presidenciales en octubre, para las que ya existen muy fuertes rumores de la candidatura de la Primera Dama, Cristina Fernández de Kirchner.

La izquierda no ha pesado en absoluto dentro de estas elecciones. Mayormente ha llamado al voto en blanco para la segunda vuelta, sin intentar siquiera mellar el avance de la derecha en su acceso al gobierno de la ciudad, por identificar al kirchnerismo como una derecha solapada y haciendo pesar una vezmás su histórico "gorilismo".

En la Legislatura porteña, el Pro obtuvo la mayoría de los escanios, por lo que no habría problemas para que Macri tenga un gobierno sin demasiados tapujos en el 2008.

Caítulo aparte merece el análisis de los antecedentes de quienes ahora han llegado al gobierno de la ciudad, para saber así quienes dirigirán la ciudad a partir del mes de diciembre: Mauricio Macri y Gabriela Michetti. Ello lo abordaremos en próximos posteos.

jueves, 14 de junio de 2007

¿Cuál es su ideología? (encuesta)

De casualidad di con esta página web liberal, que contiene un rápido Test anónimo de posicionamiento ideológico que mide en base a dos escalas: una de "izquierda a derecha" y otra de "individualismo a colectivismo". Si bien hay que tomarlo con reservas, pues ningún posicionamiento ideológico puede hacerse mediante un simple test (ya que resulta muy impreciso), y además de que el presente test posee preguntas tendenciosas, creo que toma a muy grandes rasgos los principales puntos diferenciales de distintas ideologías que van desde el anarquismo hasta el nazismo.

Yo lo hice y mi resultado fue el siguiente: "En la escala tradicional de izquierda a derecha, siendo 0 la extrema izquierda y 10 la extrema derecha, estimamos que tu posición es aproximadamente 2.05. En la escala liberal libertaria, siendo 0 el máximo colectivismo y 10 el máximo individualismo, estimamos que tu posición es aproximadamente 2.64. En general, estimamos que la etiqueta ideológica que mejor describe tu forma de ver la realidad política y económica es: Socialismo"

En tal caso, tómenlo con diversión y pruébenlo a ver que les sale...

miércoles, 13 de junio de 2007

Campaña de las banderas

Somalia
azul: Mujeres que han sufrido mutilación genital.
blanco: Mujeres que no han sufrido mutilación genital.

Estados Unidos
rojo: A favor de la guerra en Irak.
blanco: En contra de la guerra en Irak.
azul: No saben dónde queda Irak.

Colombia
rojo: Exportaciones de bananas.
azul: Exportaciones de café.
amarillo: Exportaciones de cocaína.

Burkina Fasso
rojo: Niños que mueren dentro del primer año de edad.
verde: Niños que mueren antes de cumplir su tercer cumpleaños.
amarillo: Niños que alcanzan la maduréz.

Unión Europea
azul: Consumo de petróleo.
amarillo: Producción de petróleo.

Brasil
verde: Personas que viven con menos de 10 dólares al mes.
amarillo: Personas que viven con menos de 100 dólares al mes.
azul: Personas que viven con menos de 1.000 dólares al mes.
blanco: Personas que viven con más de 100.000 dólares al mes.

Angola
rojo: Personas infectadas con HIV.
negro: Personas infectadas con malaria.
amarillo: Personas sin acceso a asistencia médica.


Esta fue una campaña publicitaria llamada "Conozca el mundo" (Meet the world) de la revista portuguesa de actualidad internacional "Grande Reportagem".

Por la inventiva, la cretividad, su conexión con el producto promovido y por su contenido yo la considero como excelente. Es posible encontrarla en internet. Aquí la comparto con uds.

martes, 5 de junio de 2007

Brutal represión policial en la Cumbre del G8

Como todos los años desde hace algo más de una década, la congregación del "Grupo de los 8" (G8) -es decir la reunión de los primeros mandatarios de los 8 países más ricos e importantes del planeta (Estados Unidos, Japón, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Canadá, Italia y Rusia)- es objeto de fuertes polémicas y cuestionamientos a nivel global.

El G8 es una reunión institucionalizada de los primeros mandatariosde los 7 países más ricos del mundo más Rusia. Sin Rusia también es conocido como el G7. Aunque se inició en 1975 (con su primera cumbre en Rambouillet, Francia), su importancia cobró un peso cualitativamente mayor a partir de los años ´90, cuando su objetivo explícito se convirtió en la planificación, diagramación y continuidad del proceso de globalización iniciado en dicha década. Los mendatarios se reúnen periódicamente cada año y su sede rota entre sus miembros. Su agenda es abierta a los temas de interés de los países que conforman el grupo, aunque esencialmente basan sus encuentros en temas económicos o geopolíticos. En ciertas ocasiones y para ciertos temas puntuales han invitado a otros países o instituciones, como generalmente ocurre con el Comisario de la Unión Europea (UE), al que llaman como actor separado para que "defienda los intereses comunitarios europeos". A partir de la cumbre de Gleengales (Escocia, GB) en 2005, suelen haber reuniones separadas en interines de l as del G8, con otros países (China, México, India, Brasil y Sudáfrica). Estas reuniones ya están siendo conocidas como el G8+5, al que debe sumarse la UE con su representación por separado.

En síntesis se trata de un grupo informal -dado que sus reuniones no están avaladas por ninguna estructura u organización internacional-, no obstante las decisiones que se adoptan dentro del G-8 son llevadas por los paísesmiembro dentro de todos los ámbitos internacionales, y ya que sus miembros suelen ser los de mayor peso en las instancias multilaterales (FMI, BM, OMC e incluso la misma ONU), dichas decisiones suelen condicionar estrategias o marcar los procesos de negociación.

Es inexacto identificar al G-8 con un "gobierno mundial", sin embargo sus decisiones informales pesan como en un "club de caballeros". Es precisamente por ese motivo que cada cita llama a masivas movilizaciones en su contra: porque los procesos decisorios se entuentran tremendamente alejados de mecanismos de elección (como mínimo) o de participación más directa. Ocho personas se sientan a decidir el destino de miles.

Así como el año pasado se dió cita en San Petersburgo, este año la cita del G-8 es en Rostock y la anfitriona es Angela Merkel, la Canciller alemana. Y como era de esperar, convocó a cientos de actividades por parte de movimientos sociales, ONGs y activistas de casi todas partes del mundo. Y así como en 2001 en Génova (que cobró la vida del manifestante Carlo Guiliani), este año en Rostock se vivió una represión policial que ya suma mil heridos y 165 detenidos.

Las movilizaciones se iniciaron desde el 8 de mayo y continúan hoy (la cumbre ocurre en estos días, entre el 6 y el 8 de junio), convocando a unos 20.000 manifestantes, según la policía, y a unos 80.000 según las organizaciones sociales convocantes, como ATTAC y la Vía Campesina. El operativo policial ocupó unos 16.000 efectivos.

Los reclamos sociales generalmente apuntaron a la disolución del G8 por su ilegitimidad, como así también reclamos contra la Organización Mundial del Comercio (OMC) -que actualmente enfrenta un momento crítico con una ronda de negociaciones (la Ronda de Doha, iniciada en 2001) suspendida desde hace un año- o contra los denominados EPAs -acuerdos de libre comercio bilaterales impulsados por la UE con otros países de la periferia, principalmente con países africanos, en respuesta a los TLCs impulsados a su vez por EEUU-, la agricultura intensiva, los organismos genéticamente modificados (OGMs) y el patentamiento de seres vivos (algo que la OMC tolera y promueve, al igual que los países del G8 ).

Por lo pronto la única declaración oficial dada por la anfitriona Merkel es que la reunión del G8 no emitirá ninguna política para la reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO2), una de las principales causas del efecto invernadero a escala global; algo contradictoria dado que uno de los temas pendientes para tratar este año son las cuestiones vinculadas con el cambio climático, además de la "revitlización de las naciones africanas", algo que a su vez es identificado directamente con los EPAs.

Lamentablemente, la represión policial es la mayor demostración del poder del G8, totalmente ausente a los reclamos sociales que se vienen sucitando desde hace casi una década.

lunes, 4 de junio de 2007

Elecciones en Buenos Aires

Ocurrieron las elecciones por Jefe de Gobierno (alcalde) y y por Legisladores para la Ciudad de Buenos Aires. El voto popular tuvo una fuerte tendencia hacia la derecha en los comicios (representada en la lista de Mauricio Macri y la alianza Propuesta Republicana -"Pro"-), frente a un voto progresista fuertemente dividido entre cuatro listas (dos listas para Daniel Filmus, y otras dos que apoyaban al actual Jefe de Gobierno, Jorge Telerman).

Los datos del día siguiente a la elección reflejan los siguientes resultados:


No fue una buena decisión para Telerman el haber partido tanto su electorado. Tampoco fue positivo para el progresismo el haber enfrentado una elección dividido en dos frentes fuertemente posicionados (si se pudiesen sumar los votos de Filmus y de Telerman, estamos frente a un empate técnico para la Jefatura de Gobierno). Cabe preguntarse si el electorado de Telerman optará por votar a su rival del oficialismo nacional (Filmus) o si en cambio cambiará su voto por la derecha (Macri). También cabe preguntarse por la izquierda que votó a Patricia Walsh para su entrada como legisladora, y si su voto puede llegar a desempatar en la segunda vuelta. Teniendo en cuenta el altísimo grado de polarización en 3 de la votación, Walsh (del Movimiento Socialista por los Trabajadores -MST-) tuvo una buena elección.

El alto polarismo lo demuestra la abismal diferencia entre el tercer y cuarto puesto en los resultados electorales: de un 20.7% para Telerman salta a un 3% para Walsh. Los resultados pueden verse publicados en el matutino La Nación de hoy: http://www.lanacion.com.ar/coberturaEspecial/Elecciones2007/resultadosJefe.asp

Pero más allá de los resultados, hasta aquí es lo que se puede analizar para la Jefatura de Gobierno. No más, dado que la palabra final la tendrá el ballotage del 24 de junio entre Mauricio Macri y Daniel Filmus.

Un bajo porcentaje de votos en blanco, nulos y recurridos: entre todos ellos se arrima a un 5%.

Lo que sí puede analisarse con profundidad es lo otro que se votó: legiladores porteños. En la legislatura unicameral de la ciudad de Buenos Aires, 30 eran las bancas que se renovaban. De esas 30, el macrismo (que ya contaba con mayoría parcial desde el 2005) se llevó la mitad: 15 legisladores. 5 bancas van para Aníbal Ibarra, el destituído Jefe de Gobierno anterior que se presentó como candidato a Legislador un año después de su destitución. Ginés González García (actual Ministro de Salud del gobierno nacional) se llevó 3 bancas para el Frente para la Victoria: no fue una buena elección para él comparado con Ibarra, pues ambos apoyaban a Filmus para la jefatura. Gabriela Cerruti del Frente Más Buenos Aires (que apoyaba a Telerman) consiguió otras 3 bancas, al igual que la Coalición Cívica (de Elisa Carrió) que llevó a Diana Maffía y otros dos a la Legislatura. Un dato curioso fue que hubo más votos para Patricia Walsh como Legisladora que como Jefa de Gobierno: llegó a un 4% y ocupó con ello una banca para la izquierda. En la elección para legisladores también se ve la fragmentación de un voto progresista fuertemente dividido: 15 bancas para la derecha y otras 15 para la centroizquierda e izquierda, pero reunidas en cinco listas diferentes.

Con una amplia ventaja (en los últimos 20 años en América Latina no se ha revertido una resultado en 2da vuelta de una diferencia de más del 8%, y Macri contó con un 22% sobre Filmus), el macrismo se ve fortalecido de cara al ballotage. Sin embargo, la palabra final para la Jefatura de Gobierno se sabrá recién el 24 de junio, en la 2da vuelta electoral.