Investigar es trabajar

martes, 31 de mayo de 2011

Referendum popular en Italia por el agua: ¿bien común o mercancía?

El 12 y 13 de junio se llevará a cabo en Italia un referéndum popular sobre si el agua es un bien común o social, o si es una mercancía apropiable y librada a las leyes del mercado.

Este referéndum no se realiza solamente en Italia, sino que también compete a todos los ciudadanos italianos aún cuando éstos tenga domicilio y vivan efectivamente en el extrajero.

La discusión de si el agua es un bien común o una mercancía es un debate jurídico muy actual y que posee sus consecuencias en lo económico, en lo político y en lo social. El sector del agua es, en sus diversos usos, un sector altamente redituable y sobre el cual existe un importante sector empresarial dispuesto a incidir, comerciar y gestionar. Sin embargo, hasta el día de hoy, el agua es o un bien público (cuya propiedad la posee el Estado) o un bien comunitario (sobre el cual no pesa el régimen de propiedad privada).

El referéndum italiano es un ejemplo de lo importante de la discusión, que no es llevado por sectores sociales de manera independiente, sino que es el Estado italiano el que plantea consultar a la población sobre modificar la ley nacional a fin de reformar o no la legislación italiana vigente.

El plebiscito sobre agua (en el que se incluyen dos temas más en el mismo acto eleccionario en lo referido a las centrales nucleares y a las inmunidades penales para los funcionarios del Estado) está dividido en dos propuestas. Cada propuesta está contemplada en forma detallada en dos "papeletas": especie de boletas de gran tamaño en el que se detalla textualmente la parte de la legislación que se consulta para ser revocada o no.

La primera papeleta -de color rojo- es sobre la modalidad de gestión del servicio público local de relevancia económica. La segunda papeleta -de color amarillo- consulta sobre la determinación de la tarifa del servicio hídrico integrado en base a la adecuación del nivel de capital invertido.

La primera (roja) trata sobre quién puede acceder a la gestión del agua y otros servicios públicos. La segunda (amarilla) debate sobre el tipo de tarifa a aplicar: si una tarifa basada en una regulación de mercado u optar por una tarifa social o de otro tipo que sea establecida por criterios sociales y no solamente económicos.

Al ser un referéndum revocatorio, si uno desea modificar la legislación vigente debe optar tachando la palabra "sí", y si decide por conservar la actual redacción legal debe tachar la opción por el "no".

Italia está repitiendo, a su manera, un debate que en 2005 tuvo Uruguay y que también dirimió mediante referendo popular en el mismo acto eleccionario en el que se nombró como Presidente de la Nación a Tabaré Vázquez. En aquella ocasión el plebiscito era sobre la privatización o no del servicio de agua y el resultado definió que dicho servicio debía mantenerse en manos públicas.

El año pasado (2010) la Asamblea General de la ONU y el Consejo de Derechos Humanos de dicho organismo emitieron resoluciones que declararon al acceso al agua potable y el saneamiento como un derecho humano. El aplicar la lógica de mercado a la provisión del servicio de agua potable y el saneamiento así como la determinación de una tarifa en términos de oferta y demanda puede implicar que quede excluída una porción -muchas veces no menor- del acceso a dicho recurso natural, lo cual no se condiciría con el respeto al derecho humano al acceso al agua que declaran las resoluciones.

Sin embargo ambas resoluciones de la ONU no son vinculantes, lo cual otorga un margen de discrecionalidad amplísimo sobre cómo administrar un recurso tan estratégico como es el agua: si como un bien económico o como un bien común o social. Incluso existe un acervo jurídico -también declarativo- que reconoce explícitamente al agua como un bien económico al que se le debe aplicar un precio (Declaración de Dublín de 1992).

El debate está planteado...

sábado, 28 de mayo de 2011

El "Messi" de la ciencia (y que también es argentino)

En estos días, el Dr. Alberto Kornblihtt, biólogo argentino e investigador superior del CONICET, es el sexto compatriota que ha sido incorporado a la Academia de Ciencias de los EEUU por sus trabajos en el campo de la biología celular y molecular. En comparaciones deportivas sería como la incorporación al Barcelona F.C. (el mejor equipo de fútbol de este momento en el mundo) de un nuevo jugador argentino (como Leonel Messi).

Esto sin dudas significa un gran reconocimiento para el Dr. Kornblihtt, para su equipo de trabajo, como también para la investigación científica argentina. Pero además también es interesante ver qué sostiene este científico, para verificar sobre la mentada "asepsia científica" como "verdadera" (y única) forma de hacer ciencia...



También hay una muy interesante mención a la necesaria relación entre investigación y docencia, tándem necesario para la actualziación de los conocimientos académicos y el avance de los estudios científicos en todos los campos.



Desde ya cabe recomendar el programa del Dr. Adrián Paenza, en Canal 7 de Argentina, para la divulgación científica.

jueves, 26 de mayo de 2011

Agua, comercio y derechos humanos

La semana entrante se dará inicio a un ciclo de encuentros de jóvenes investigadores del Instituto Ambrosio Gioja (Fc. Derecho, UBA) con el objetivo de debatir y realizar aportes a algunas líneas de investigación que se vienen desarrollando dentro de este ámbito y a conciencia de incentivar la investigación dentro del ámbito del Derecho y tomándolo más que como la ciencia jurídica en lo estricto, como una ciencia social.

El primer tema será el agua como mercancía y expondrá quien suscribe.

La fecha es el próximo martes 31 de mayo, a las 18.30hs.

La actividad se realizará en el Salón de Usos Múltiples del Inst. Gioja (Av. Figueroa Alcorta 2263, 1er piso, Buenos Aires). La entrada es libre.

Les comentamos aquí unos párrafos a modo de introducción:

El proceso de mercantilización de los bienes comunes, y del agua en particular, plantea algunas dificultades en cuanto al acceso de los mismos a fin de garantizar la vida más allá de una cuestión de capacidad adquisitiva. Si se trata al agua como una mercancía transable como cualquier otro bien mercantil y sujeta a los precios de mercado, liberalización económica, etc., se nos plantea el interrogante de si los derechos a su acceso, tanto en términos de necesidad vital como en términos de dignidad humana, pueden estar igualmente garantizados para todos los estratos sociales, incluyendo aquellos que no disponen de recursos económicos suficientes para pagar pro el consumo del bien.

Nuestro objetivo es analizar el tema planteado desde una perspectiva de las Relaciones Internacionales. Nuestra hipótesis es que la Organización Mundial del Comercio (OMC) -organismo internacional destinado a regular y negociar la liberalizacion del comercio internacional- ha posibilitado el desarrollo de estrategias de inclusión en términos de mercancías de gran parte del sector de servicios. Dentro de este sector está incluida el agua en sus diferentes usos. Al ser incorporada el agua dentro del sector servicios en la OMC, se posibilita la inclusión de este bien como mercancía, sometiéndolos al régimen de liberalización pertinente dentro del sistema multilateral de comercio. Ello implicaría una expansión de las relaciones mercantiles dentro del sistema capitalista, apoyado fuertemente por las teorías económicas liberales y acompañado además por un andamiaje jurídico que asegure y sustenga dichas relaciones.

Se trata de profundizar el estudio de las estrategias que se han desarrollado desde la creación de la OMC en 1995 en cuanto a un avance de la mercantilización del agua, y analizar las implicancias que derivan del hecho de que este recurso natural sea tratado como mercancía dentro del régimen de liberalización por el sistema multilateral de comercio.

Esta es una introducción a la investigación que realizamos en el marco del Proyecto UBACyT D-021 dirigido por la Dra. Griselda Capaldo (UBA).

viernes, 20 de mayo de 2011

La Unión Europea por la Unión Europea: su modelo de integración regional en tiempos de crisis

En el día de ayer realizamos una presentación en el Centro Cultural de la Cooperación (CCC) sobre cómo se ve y cómo se presenta la UE a sí misma en tiempos de crisis. La exposición estuvo acompañada por el power point que posteamos en esta entrada, el cual posee gráficos y mapas que entiendo pueden resultar de interés.

Si bien no se trata de un análisis en profundidad, así como tampoco de una revisión histórica del proceso de integración europeo, algunas cuestiones como las posiciones geopolíticas de la UE, la crisis del euro, la idea británica de conformar una balanza multilateral en el continente y que hoy es traspolado a nivel global para contrapesar la influencia del unilateralismo norteamericano, la crisis del euro (hasta hace pco llamada la "crisis de los PIGS" y que actualmente se la analiza como la crisis de los países "de la periferia" de la UE), los puntos en las agendas de negociaciones comerciales y su comparación con las agendas de EEUU y del ámbito multilateral de la OMC... Todo esto se encuentra reflejado en estas 32 diapositivas que ofrecemos aquí.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Sobre las rebeliones en los países árabes y la muerte de Bin Laden

Dicen que "muerto el perro, se acabó la rabia", dicho popular que puede comprenderse siempre que... el perro muerto sea el responsable de la enfermedad y que la misma no se haya propagado... Lo cierto es que la forma de razonamiento de este adagio simplifica gran parte de las formas sobre las cuales se suelen abordar los problemas: por la manifestación y no por las causas. La metáfora del perro es, en este caso, la manifestación de la existencia de una enfermedad y, muerta la manifestación, podemos todos retirarnos tranquilos a la paz de nuestro hogares... ¿o no es así?

No, no es así. La "muerte" de Osama Bin Laden -el terrorista más buscado por los EEUU e internacionalmente desde los atentados del 11 de septiembre de 2001- es anunciada como el fin de todos los males, pero ni bien es declarada se informan de nuevas amenazas de Al Qaeda y conexiones libias que justificarían todavía más la intervención militar...

Lo cierto es que, muerto el perro, debería haber un cadáver. Y lo cierto es que cadáver... no hay. Lo certo es que se trató de una operación minuciosamente planeada, pero que las declaraciones del gobierno pakistaní son, como menos, ambivalentes (para no decir contradictorias). Lo cierto es que Bin Laden no se ocultaba en una cueva afgana, sino en una casa amplia en la región pakistaní de Cachemira, a mitad de camino de los centros de dos poblaciones: Abbottabad y una más pequeña, Kakul, pero muy cerca de un campo militar del ejército de Pakistán. Y a unos 50km de la capital del país, Islamabad.


Ver mapa más grande

Inmediatamente se compara la intervención estadounidense con la invación a Irak de 2005 o la ocupación de Afganistán de 2003, y en realidad los tres hechos son distintos entre sí. La ocupación de Afaganistán por las fuerzas norteamericanas bien fue utilizada políticamente para remover el régimen talibán del poder afgano, pero ocurrió con la aveniencia del Consejo de Seguridad de la ONU, algo que no ocurrió para el caso del derrocamiento de Saddam Hussein en Irak por las fuerzas aliadas (EEUU, Gran Bretaña, España y otros). Este último caso significó una violación abierta del derecho internacional y una mancha que aún permanece sin ser borrada del historial reciente de las Naciones Unidas.

El caso presente de la misión norteamericana en Pakistán ocurrió con la aveniencia de las autoridades locales, por lo que dudosamente pudo haber ocurrido son el acuerdo del Estado pakistaní.



Cierta es la cooperación permanente que ha habido entre Pakistán y los EEUU desde principios de los años ´80: un país flanqueado entonces por una Afganistán con una fuerte presencia soviética (a raíz de una alianza entre dicho país y la URSS que pretendió ser revocada por un golpe de Estado en Kabul, pero que recibió el apoyo en pleno del ejército soviético abriendo una guerra civil entre fuerzas afganas leales al Partido Democrático Popular de Afganistán y la URSS contra los muyahidines -los golpistas- apoyados por Pakistán, los EEUU y Arabia Saudita) y por una India con un proceso revolucionario interno que la alejó de la órbita de Occidente desde 1950 con la sanción de su Constitución que declaró una "república soberana, socialista, secular y democrática" en dicho país.

El asesinato de Bin Laden, aunque no probado, provoca oportunas amenazas de la red terrorista Al Qaeda, que en términos políticos se asocia directamente con el fundamentalismo islámico a fin de identificar las revueltas árabes co estos sectores fundamentalistas, cosas que no siempre resultan ciertas.

La lucha contra el terrorismo, que la comunidad internacional acompaña en pleno, bien puede ser utilizada como dispositivo para accionar allí donde sea necesario el aplacamiento de las rebeliones contra regímenes políticamente convenientes para Occidente, y en momentos en que Libia parece ser una ficha no tan fácil de caer...

domingo, 15 de mayo de 2011

La Unión Europea por La Unión Europea (actividad)


La Unión Europea por La Unión Europea:
su modelo de integración regional en tiempos de crisis.

(NUEVA FECHA)

Charla a Cargo del Dr. Javier Echaide (Investigador CCC)

Coordina: Carla Degliantone (Investigadora CCC)

Jueves 14 de Abril - 19:00 hs Sala: Meyer Dubrovsky [3º Piso]

Agradecemos la difusión de esta información - Prensa CCC

La mayoría de los procesos de integración regional tienen como modelo de la integración al proceso de la Unión Europea , sea por los pasos de integración que siguen o por el objetivo compartido en el que ven en la UE una referencia a imitar. En este esquema de integración pensado desde la teoría del libre comercio, los dos modelos de integración más avanzados son, sin dudas el de la UE y el del Mercosur. Pero los procesos de integración en Europa y dentro de América Latina no son iguales, ya que corresponden a procesos históricos, identidades culturales y características muy distintas. No obstante el "faro" sigue siendo el mismo. Para poder realizar un análisis crítico de esta situación es preciso observar el proceso europeo para ver si esas realidades pueden aplicarse a nuestros ámbito regional, pero también como para analizar si el "modelo a seguir" corresponde dentro de un contexto en donde las crisis económicas parecen ser las consecuencias directas de las medidas aplicadas desde la mentada "integración". Para ello, el abogado Javier Echaide participó de una capacitación sobre la UE en Alemania, donde pudo observar, desde adentro, fortalezas y debilidades de la experiencia europea para considerarlas fin de realizar un aporte sobre la integración latinoamericana.

Organiza: Departamento de Economía Política y Sistema Mundial / CCC

lunes, 9 de mayo de 2011

Sobre la Ronda de Doha, OMC (nota Página/12)

Estos artículos fueron publicados en el diario argentino Página/12 del día de hoy. Para su impresión, hacer click en el título de esta entrada.
Temas de debate: El fracaso de la Ronda de Doha

Una negociación interminable

Desde 2001, 153 países debaten las reglas para profundizar la liberalización comercial, pero no logran ponerse de acuerdo. Cuáles son los riesgos para las naciones en desarrollo, porque las promesas que realizan los Estados Unidos son tomadas “con pinzas”.

/fotos/20110509/notas/na10fo01.jpg

Producción: Tomás Lukin

debate@pagina12.com.ar


Fracaso inminente

Por Ramiro Manzanal *

Todo indica que el fracaso de la interminable Ronda de Doha es casi un hecho. Parece existir la percepción de que si no concluyen este año esto ya nunca ocurrirá, el 2012 aparece como un año políticamente complicado para el acuerdo, especialmente por las elecciones en Estados Unidos. No es atinado y resulta superficial quedarse en una mirada positiva que se pose casi exclusivamente sobre la firmeza de los países en desarrollo y concluir en la trillada “Ningún acuerdo es mejor que un mal acuerdo”, frase que sólo tiene el exacto peso de la obviedad. Muy por el contrario, la ausencia de acuerdo tiene implicancias poco felices. La principal, la erosión que esto supone sobre este mecanismo de negociación multilateral dentro de la OMC, con la consecuente pérdida de credibilidad del organismo y sus posibles secuelas.

La OMC, con todos sus defectos, es una institución dentro de la que se puede observar un trato más igualitario entre naciones con diferentes tamaños. Sería un error importante confundir y vincular a la OMC con otras instituciones multilaterales con actuaciones poco felices, como por ejemplo el BM o el FMI. Con todo y por ejemplo, dentro de la OMC existe la posibilidad de limitar las conductas de naciones más poderosas, en un contexto dónde es posible la generación de incentivos para la coordinación y a la cooperación. Además, existe un criterio uniforme de representatividad, cada miembro tiene un voto. Así, los países menos poderosos pueden formar coaliciones y empujar a los países desarrollados de mayor peso, que también deben realizar ciertas concesiones.

Es esa misma capacidad de los países en desarrollo de tejer alianzas y coaliciones la que en estos momentos bloquea la posibilidad de los países desarrollados de imponer condiciones desfavorables para las economías en de-sarrollo. Es la misma dificultad de obtener un mal acuerdo lo que visibiliza la ventaja de este tipo de negociaciones. El director general de la OMC, Pascal Lamy, transformando las dudas sobre la conclusión de la Ronda este año en algo más parecido a la certeza, sostiene que lo que bloquea el acuerdo son las diferencias en torno de la reducción de aranceles sobre los productos industriales, responsabilizando a los países en desarrollo. Lo que sucede es que EE.UU. pretende, casi forzando el ocaso de la negociación, que los países emergentes como China, India y Brasil abran más sus mercados, reduciendo sus aranceles a cero en ciertos sectores industriales (productos químicos, electrónica y maquinaria industrial), exigencia que no puede menos que ser rechazada.

Pero tan importante como el fracaso de las negociaciones y la posible pérdida de credibilidad de un foro multilateral que aunque imperfecto se encuentra lejos de ser infértil, es su lado B: la consecuente proliferación de acuerdos bilaterales bajo la forma de Tratados de Libre Comercio, especialmente los llamados Norte-Sur, es decir entre países desarrollados y países en desarrollo. (Además de la latente posibilidad de la creación de algún foro alternativo por parte de países desarrollados en los que intenten avanzar y consolidar la liberalización comercial con un trato menos amable hacia los países menos desarrollados). Es sabido que los tratados de libre comercio no suponen ningún avance en términos de complementariedad productiva, rara vez contemplan tratos especiales y diferenciados para con países menos desarrollados, dificultan la exigencia para la aplicación de normas internacionales en temas técnicos y terminan reforzando las asimetrías entre los países desarrollados y países en desarrollo. Muy diferente de un avance en el sentido de integración regional. Un proceso que liberaliza el comercio entre los países de una región pero en busca de una mejor inserción internacional, además de bregar por la complementariedad productiva y así reducir competencias internas.

A la hora de analizar los TLC, la ortodoxia económica tiende a simplificar sus resultados vinculándolos casi exclusivamente con el efecto que tienen sobre la creación y el desvío de comercio y sus efectos cruzados Un análisis más complejo hace que aquello pierda relevancia frente a un examen vinculado con las consecuencias sobre el patrón productivo de las naciones menos desarrolladas. Interrogar al acuerdo en términos de una estrategia de inserción internacional acorde con las características del modelo productivo de cada país.

El inminente fracaso de la ronda de Doha en tanto ámbito multilateral de negociación es una mala noticia. Los acuerdos bilaterales que posiblemente de ello resulten solo profundizarán las asimetrías en un contexto de marcado desequilibrio. En este caso, paradójicamente, se podría decir que ningún acuerdo es mejor que un mal acuerdo, pero al mismo tiempo terminará siendo equivalente a muchos malos acuerdos.

* Economista UBA-AEDA.


Cuesta abajo en la rodada

Por Javier Echaide *

La Ronda de Doha es un proceso de negociaciones comerciales iniciado en 2001 por la Organización Mundial del Comercio (OMC) de 153 países miembros, entre ellos la Argentina. El objetivo es profundizar la liberalización comercial aunque se presente como “una ronda para el desarrollo”, algo que parece lejos de ser cumplido. Desde 2001 se celebraron tres Conferencias Ministeriales: Cancún (2003), Hong Kong (2005) y Ginebra (2009), y desde 2003 el proceso de negociación está políticamente estancado, ya que lo discutido es el modelo de libre comercio como motor de los procesos de de- sarrollo. Si algo se ha visto es que el librecambio genera mayores beneficios a quienes ya se encuentran en una posición ventajosa, por lo que se trata de un modelo que profundiza la brecha económico-social entre países desarrollados y no desarrollados.

Este fue el debate de fondo que hubo el 8 de marzo pasado en la última reunión en Ginebra del Comité de Negociaciones Comerciales (segunda instancia decisoria por debajo de las Ministeriales) de la OMC, para ver si es posible tener los borradores listos para negociar en los tres temas que trata la Ronda de Doha: liberalización de la agricultura, acceso a mercados no agrícolas y bienes industriales (llamado “NAMA”) y la liberalización de los servicios.

Todas las delegaciones que hablaron en la reunión de marzo mencionaron que los tiempos apremian y reconocieron que las diferencias no son sólo de forma sino de fondo. La situación preocupa incluso al director general de la OMC, el francés Pascal Lamy, quien debe coordinar las negociaciones para que lleguen a buen puerto. Pero la Ronda de Doha es la más larga en la historia de las negociaciones por la liberalización y en estos diez años trascurridos el objetivo de lograr un acuerdo exitoso parece cada vez más difícil. La coyuntura tampoco favorece: en medio de una crisis económica mundial, hablar de abrir mercados y de libre comercio es permitir un mayor contagio de esa crisis y restringir las medidas de regulación que podrían apaciguarla (política comercial, políticas monetarias, control de cambios, etc.), medidas opuestas a la dogmática neoliberal y librecambista de la OMC.

Un día antes de la reunión de marzo se realizó un encuentro de “sala verde” (green room) –caracterizados por ser secretos y restringidos a unos pocos países de la OMC–. Y esa “sala verde” fue una fotografía de la realidad de la Ronda: los desacuerdos son tan grandes que la reunión duró sólo media hora.

Las palabras que más suenan hoy en la OMC son “realismo”, “compromiso” y frases como “ahora o nunca”. Los países desarrollados piden mayores aperturas en sectores donde ellos son altamente competitivos (servicios y NAMA), manteniendo sus medidas de ayudas internas en agricultura. Los no desarrollados piden acceso a los mercados agrícolas del norte y como compromiso asumirían aperturas de entre 30 y 50 por ciento de sus industrias recortando aranceles en sectores clave. Pero estas diferencias técnicas son además políticas. En la reunión, Brasil fue el que más claro y duro habló: “Si este punto de vista prevalece, entonces no estamos en el juego final. Estamos llegando al final del juego”, dijo el embajador Roberto Azevedo, en lo que podría ser un epitafio de la Ronda de Doha si no se obtiene un acuerdo para mediados de julio, como pretende la OMC.

A la crisis y las diferencias políticas se agrega que EE.UU. no tenga autorización de su Congreso (o fast track) para tomar compromisos comerciales a nivel internacional. Por esto, cualquier cosa que EE.UU. diga es tomada “con pinzas” por los demás países miembros, pues podría no aplicarse para EE.UU. si su Senado vetase los acuerdos firmados.

Pero agricultura no es todo. La baja de aranceles en NAMA pone en riesgo el desarrollo industrial de muchos países y reduce sustancialmente el espacio de políticas públicas frente a escenarios de crisis económicas, lo cual incluye a la Argentina específicamente. También deben preocupar la liberalización de sectores como el financiero, que está incluido en las negociaciones de servicios. Las propuestas de reformas financieras adoptadas por el G-20, por ejemplo, para intentar evitar futuras crisis podrían contradecir abiertamente las disposiciones del Acuerdo de Servicios de la OMC.

Pero la variedad de temas es tan amplia que incluye otros como ser si el agua potable es o no mercancía. Para la OMC, el agua es una mercancía transable como cualquier otra y por ende sujeta a las leyes del mercado y a la liberalización. Eso puede contradecir otras normas internacionales que entienden al agua como un bien no apropiable y no comercializable (un “bien común”). En ese sentido van, por ejemplo, la Declaración 292 de la Asamblea General de la ONU de agosto de 2010, o la Resolución 9 del Consejo de Derechos Humanos de la ONU de octubre de ese año.

* Abogado, becario UBA y miembro del Centro Cultural de la Cooperación (CCC).

© 2000-2011 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

sábado, 7 de mayo de 2011

CIJ: Caso de Rehenes en Teherán (1980)




Presentamos el resumen del fallo y en castellano del caso relativo al personal diplomático y consultar de los EEUU en Teherán, más conocido como el "Caso Rehenes en Teherán", de 1980, de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre materia de responsabilidad internacional.

Para acceder al mismo, simplemente acceda clickeando el título de esta entrada. El archivo disponible está en formato "pdf" y es disponible gracias a "dipublico.com.ar".

martes, 3 de mayo de 2011

20 años del Mercosur: actividades en la UNLZ

Con motivo de cumplirse el vigésimo aniversario de la firma del Tratado de Asunción que estableció el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), el Instituto de Relaciones Internacionales e Integración (IRINI) de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ) ha organizado distintas actividades que se desarrollarán en el ámbito universitario sobre las distintas temáticas involucradas al bloque regional.

Como primeras actividades se han organizado una serie de conferencias a realizarse en la Facultad de Derecho de la UNLZ. Aquí publicamos el afiche institucional en donde se detallan cada una de ellas.

Asimismo, también se ha llamado a un concurso convocado para todos los estudiantes de la UNLZ para que presenten sus trabajos monográficos en el marco de la convocatoria "Vigésimo aniversario del Mercosur".

También reproducimos el afiche institucional del concurso mencionado, en donde se detallan las condiciones y categorías para aplicar al mismo.

domingo, 1 de mayo de 2011

¿Cómo se financia un investigador?

El texto dice:
El ciclo de financiación:

Cómo se supone que debería funcionar:
1) Escribe al financiador ----- 2) Obtienes $ ----- 3) Haz tu investigación ----- 4) Publicas resultados ----- (repite).

Cómo funciona realmente:
1) Haz tu investigación ----- 2) Obtienes resultados pero no los publicas todavía. Llámalos "resultados preliminares" ----- 3) Escribe al financiador para hacer lo que en realidad ya hiciste ----- 4) Obtienes $ (ok, ahora puedes publicar resultados) ----- 5) Usas ese $ para realizar un nuevo proyecto de investigación ----- (repite).