Investigar es trabajar

lunes, 29 de agosto de 2011

3er encuentro de la Red WaterLat

Los próximos días desde el 24 al 26 de octubre de 2011 se realizará en la ciudad de México el 3er Encuentro de la Red internacional Waterlat sobre investigación y acción en temas concernientes al agua.

El Encuentro es una actividad de la Red WATERLAT, organizada conjuntamente por la Escuela de Geografía, Ciencia Política y Sociología de la Universidad de Newcastle, y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) Sede México. El Programa del evento estará disponible en breve en: http://www.waterlat.org/es.

Estructura General del Encuentro será la siguiente:

____________________________________________________________________________________

24 DE OCTUBRE

25 DE OCTUBRE

26 DE OCTUBRE

TEMA 1

FORMAS DE DESIGUALDAD, INJUSTICIA E INDEFENSION EN LA GESTION DEL AGUA

TEMA 2

DESIGUALDAD, INJUSTICIA E INDEFENSION EN LA RELACION AGUA - SALUD PUBLICA

TEMA 3

CONFRONTANDO LA DESIGUALDAD, INJUSTICIA E INDEFENSION EN LA GESTION DEL AGUA: UN DESAFIO X-DISCIPLINARIO


WATERLAT es una red de investigación abocada al tema de la Gobernabilidad y la Ciudadanía en la Gestión del Agua y la Salud Ambiental en América Latina y el Caribe.

La red está formada por investigadores de América Latina, el Caribe y Europa, y tiene vínculos con la comunidad de investigación GOBACIT, un grupo más amplio que incluye también colaboradores en África y Asia. Aunque los socios principales de la red Waterlat son científicos sociales, dada la naturaleza de nuestros problemas de investigación también hemos incorporado como colaboradores asociados a hidrólogos, ingenieros, expertos en salud, y colegas de otros campos del conocimiento relevantes al proyecto.


viernes, 26 de agosto de 2011

Argentina: sólo el 6% de los universitarios se gradúa

Vemos hoy día por televisión el fuerte conflicto desatado en Chile y el debate abierto sobre la educación pública, gratuita y de calidad que existe en dicho país hermano, pero que trasciende las fronteras y que también se torna en un debate al menos en la región.

Argentina es, en ese sentido, un ejemplo, teniendo entre las instituciones universtarias nacionales a una de las mejores 5 en América Latina desde hace ya varios años: la Universidad de Buenos Aires (UBA) -que está celebrando por estos días sus 190 años-, la cual también se ubica en el puesto 178 de las mejores 500 universidades del mundo en el año 2011. Estos rankings se realizan anualmente a instancias internacionales y en los mismos la UBA se destaca no sólo por ser la mejor del país sino además por figurar como la única universidad argentina dentro del las mejores 500 del mundo.

Así, hablando dentro de las latinoamericanas, la mejor de ellas es la Universidad de San Pablo (USP) de Brasil -que está en el lugar 143-, luego la Universidad Autónoma de México (UNAM) -en el puesto 164-, y tercera la UBA -en el 178-. El año pasado se había producido una novedad en los primeros lugares: Harvard (actual número 1 y comúnmente destacada en ese puesto) había sido desplazada del primer lugar por Cambridge, que hoy se ubica en el número 5.

Brasil posee al menos 7 universidades dentro del "top 500", mientras que México sólo 1 (UNAM) al igual que Argentina (UBA) y 2 para Chile (con la Universidad Católica de Chile, en el lugar 407 del listado, y la Universidad de Chile, en el lugar 456).

El listado completo del mencionado ranqueo del corriente 2001 lo ofrecemos haciendo click aquí. Valga destacar las 20 mejores universidades se encuentran:
1) Harvard University
2) Stanford University
3) Massachusetts Institute of Technology (MIT)
4) University of California, Berkeley
5) University of Cambridge
6) California Institute of Technology
7) Princeton University
8) Columbia University
9) University of Chicago
10) University of Oxford
11) Yale University
12) University of California, Los Angeles
13) Cornell University
14) University of Pennsylvania
15) University of California, San Diego
16) University of Washington
17) University of California, San Francisco
18) The Johns Hopkins University
19) University of Wisconsin – Madison
20) University College of London

Sin embargo, esto no quita que existan dificultades y problemas que resolver dentro del ámbito académico. A pesar del muy buen posicionamiento internacional de la UBA, hoy fuentes periodísticas rescatan que sólo el 6% de los ingresantes a las universidades públicas argentinas logra finalizar su carrera de grado. Es que el nivel académico es disparejo dentro de muchas universidades nacionales. aunque continúan resaltando sobre el universo del sector privado. El índice dado a conocer refleja dos posibilidades: un fracaso en las políticas educativas de la universidad pública en general que no logra educar a gran parte de la población, o, por el contrario, una alta exigencia de las universidades nacionales (que no se ve reflejada en sus contrapartes privadas).

Más allá de la crítica que le pueda caber al sistema educativo argentino, debo reconocer que los niveles de excelencia no son una mera retórica y que los resultados hablan por sí solos. Y no porque lo diga la universidad pública, sino porque también lo comparte el propio sector privado: existe un bajo nivel de aprobación en nuestras universidades públicas (algo que merece preocupación, es cierto), pero paralelamente existe un increíble índice de graduación en las privadas. Los planes de estudio son mucho más "light" en éstas últimas que en las públicas, cobran excesivos aranceles, matrículas, cuotas y derechos, y además, las carreras que ofrecen tienen una sorprendente (ya más que preocupante) tendencia hacia un altísimo nivel de especialización tal ("Licenciatura en Observación de Plantas con Flores Amarillas afectadas por el Sol", como leí en un foro a modo de ejemplo socarrón) que no aplican siquiera para cualquier trabajo. Y los títulos emitidos por las universidades privadas tienen virtualmente el mismo valor que el de las públicas, de mejor y más amplia preparación. Los contenidos de las asignaturas no son respetados en general u obedecen a esta "ultraespecialización" demandada por un supuesto "mercado laboral" que en la realidad se encuenta tan fragmentado que sólo un mínimo número de postulantes podrían aplicar al puesto específico (y vaya uno a encontrarlos, primero, y a cautivarlos con salarios que no reflejan su alta capacitación, después...!).

El sistema arancelado o privado/"privatizado" entiende al alumno como un cliente al cual hay que beneficiar. Y lo peor de todo es que el alumno/cliente lo sabe y lo siente así: demanda por facilidades en su capacitación para poder salir al mercado laboral rápido y seguro, aún cuando su preparación académica pasa a un lugar de menor importancia (¡y ni qué decir de su preparación científica! Porque lo que se estudian en las universidades -todas ellas- con ramas de la ciencia). Al menos esta es la experiencia argentina.

Argentina es un país con casi 42 millones de habitantes, en donde el 45% tiene estudios primarios. Otro 40% apenas logar completar el nivel secundario de estudios y tan sólo cerca del 15% tiene estudios terciarios y/o universitarios, parciales o totales. A nivel mundial, menos del 2% de la población accede a niveles de posgrado... De allí emanará la clase dirigencial de cada país y la del mundo: de ese minúsculo 2%...

Está claro que restringir el acceso a esos niveles de capacitación y formación académica es favorecer la formación de élites que sean las que tengan mayores posibilidades de hacerse de la dirección institucional de un país, una organización internacional, un grupo de poder, etc., lo cual es el caldo de cultivo para el enraizamiento de un poder al mejor estilo despótico. Con ello, los mecanismos democráticos se tornan simples burlas tecnócratas de incersión de papeles en una urna para ungir de legitimidad a una estructura que no favorece a las mayorías sociales, pero que "es la que hay", tornando al conformismo en el mejor de los aliados de un mantenimiento del estado actual de cosas y que cada vez se agrava más.

En lo personal (y esto es una posición tomada que sostengo) estoy orgulloso de contar con una universidad pública y gratuita en mi país. Pero el hecho que la tengamos no quita tampoco que ese sea el techo de nuestros derechos. Para mi es el piso de los mismos, y lamento que otros hermanos latinoamericanos no puedan contar con ello y tengan un piso inferior en materia de derechos. Pero al margen de los derechos, en la realidad que pisamos y vivimos, nadie se sostiene ni se alimenta meramente de los méritos ni de sus titulos. Por mi parte reivindico la actividad docente como un trabajo, al igual que la investigacion cientifica, por lo que sostengo que investigar es trabajar, y en tanto trabajador cientifico corresponde que el Estado (o quien sea tu empleador) pague las asignaciones correspondientes (salario, obra social, aportes previsionales, aguinaldos, vacaciones, licencias por maternidad, etc), ue en plena universidad pública no se pagan. En este sentido, el sistema académico (en Argentina como en otras partes del mundo) necesita pasar de los resabios cuasi-feudales que aún sobreviven en varios aspectos.

Yo amo la universidad que me formó, la siento como mi casa, pero eso no debe colocarnos en una posicion defensiva, cuidado. Mi deseo es una universidad más amplia, una universidad pública mejor, tanto en nivel academico y científico como en prestigio y en relaciones laborales. Doy clases en la universidad pública en forma ad honorem porque deseo devolver a la sociedad lo que ella me ha dado (y he sido formado por completo en el sistema de educacion publica: primaria, secundaria y universitaria, como han sido formados mis padres y -en parte- mis abuelos inmigrantes), pero eso no quita que debamos relegar nuestra capacidad crítica de imaginar y aspirar lo que deseamos y de remarcar y reclamar sobre nuestras disconformidades, algunas que incluso veo y siento en carne propia como ser la situación de los becarios dentro del sistema de investigación científica.


Pero celebro que este debate se esté dando en varios países de la región, y que la preocupante situación de la educación chilena sirva para abrir los ojos de las demás sociedades para que puedan volver a levantarse las banderas de aquella vieja Reforma Universitaria de 1818 que contagió el continente y que fue pionera en el mundo entero.

La UBA cumple 190 años esta semana. Y sigue siendo un orgullo para la Nación y un ejemplo para otros.

sábado, 20 de agosto de 2011

Sara Rietti: química nuclear argentina y mujer de ciencia

Hot vi en el programa "Científicos Industria Argentina", del conocido matemático Adrián Paenza, una muy interesante entrevista a la química Sara Rietti. Y me impresionó la humildad de esta mujer de 80 años -a quien no conocía debo admitir- quien ostenta además un currículum de igual impresión, como el de ser Doctora en Química (UBA) y ser además la primera química nuclear de la Argentina, heredera del pensamiento de Oscar Varsavsky -su maestro y un reconocido científico social promotor de una ciencia independizada de los condicionamientos económicos, y conectada con un modelo propio de desarrollo de país-, de haber formado parte del grupo más destacado de científicos argentinos del siglo XX, y, con la recuperación democrática, ocupada de repatriar "cerebros brillantes" al país, manteniendo en la actualidad funciones como asesora del Rectorado de la UBA.

Esa humildad de ser una eminencia científica para nuestro país y decirle al entrevistador "disculpame por las cosas que voy a decir", que "soy una pesada" o de "muchas gracias por haberme tolerado", como dice al final de la entrevista. Creo que es totalmente rescatable las apreciaciones de la Dra. Rietti y que debemos escuchar con suma atención.

Aquí sumamos los dos videos que suman el programa completo de la edición del 20/08/2011 de "Científicos Industria Argentina". En la segunda mitad del primer video y en la primera mitad del segundo se encuentra la entrevista completa que el Dr. Paenza le hiciera a la Dra. Rietti. Agradecemos infinitamente a ambos el engalanar la televisión argentina y el desarrollo y la divulgación científica de nuestro país.



viernes, 12 de agosto de 2011

Para un marco teórico del DIP (¡nuevo!)

Ofrecemos para su descarga gratuita aquí un cuadro completo sobre los avances y debates que han habido para intentar elaborar un marco teórico (o mejor dicho varios) del Derecho Internacional Público. Habíamos ofrecido una versión preliminar del mismo tiempo atrás. Ahora hemos completado este cuadro agregando autores y perfeccionando su contenido.

No es sencillo intentar configurar un marco teórico del Derecho Internacional Público (DIP). Y de hecho, para hacerlo poco hay específico de la disciplina del Derecho, y mucho más tiene que ver la Filosofía en todo esto. Se vinculan también la Sociología, las Relaciones Internacionales, la Economía. Porque el DIP es el conjuto de normas que regulan las relaciones jurídicas entre los sujetos de la comunidad internacional. Pero muchas veces esas relaciones jurídicas se establecen sobre otras bases estructurales que no pueden ser pasadas por alto para comprender la realidad internacional.

Aquí ofrecemos un cuadro, bastante complejo en realidad, sobre distintos autores. Toda selección similar es bastante arbitraria y aleatoria: depende de los autores que consideremos pertinentes y aquellos que conozcamos en profundidad. El punto de inicio también puede ser bastante caprichoso: para nosotros el inicio para este cadro es el Renacimiento.


Para poder leer el presente cuadro es conveniente comprender estas indicaciones:

Las columnas están dedicadas a cada autor. El nombre de cada uno está indicado en negrita y resaltado en amarillo. Inmediatamente debajo se encuentran dos celdas que indican la nacionalidad del autor (nacionalidad entendida de acuerdo a los países que tenemos hoy -dado que no conoceremos una "Italia" como la que conocemos hoy hasta recién 1861, o una "Alemania" hasta 1871-).

Sobre cada nombre puede observarse una maraña de conexiones que marcan las distintas influencias entre autores. Más arriba, podremos observar unas barras azules que indican ciertos hechos históricos contemporáneos a los autores de referencia. Creemos que esto es importante como para contextualizar a estos pensadores y entender, de modo dialéctico, algunas de sus producciones intelectuales o de la influencia que éstas han tenido en la realidad concreta.

Siguiendo con cada colunma hacia abajo, luego de las fechas de nacimiento y fallecimiento de cada autor, veremos la profesión de cada uno así como su ámbito disciplinario de trabajo. No pocas veces veremos que, a pesar de ser jurista, filósofo o contar con cualquier otra profesión, la producción excede esa disciplina e involucra muchas otras, e incluso abre camino hacia algunas nuevas. Es por ello que preferimos diferenciar ambos campos.

Hacia abajo, encontraremos la principal contribución teórica de cada autor, así como otros aportes intelectuales. Por motivos de síntesis, no se explican los conceptos -ya que cada uno implica una complejidad difícil de poder abordar aquí- sino que simplemente se mencionan. Seguido, se indica la corriente ideológica y/o marco teórico de cada autor.

Por último, se mencionan algunas de las principales obras de cada autor, con el nombre de cada libro y su año de publicación. La principal obra se marca en negrita, mientras que se resalta en amarillo la obra que entendemos resulta más pertinente para la construcción de un marco teórico del DIP -que es el motivo de este cuadro-.

Podrá observarse también que dentro del cuadro encontraremos algunas marcas como de "explosiones" de color rojo u otras que tienen forma de corazón de color rosa. Esto indica los distintos debates y los diferentes acuerdos entre muchos de los aportes intelectuales indicados. Ejemplo: la crítica a la racionalidad jurídica de Pierre Bordeau tiene una fuerte raíz en el análisis de Max Weber. Por otro lado, el concepto de Jürgen Habermas del consenso como medio para llegar a la paz entre naciones es fuertemente criticado por la noción de integración y asimilación por parte del capitalismo que cooptan los elementos anti-sistema desarrollados por Herbert Marcuse.

Sin dudas que este cuadro es incompleto. Pero creemos que puede reflejar en forma bastante amplia los diferentes debates sobre los temas que incumben al Derecho Internacional y las Relaciones Internacionales.

lunes, 8 de agosto de 2011

Fuerte caída de las bolsas en el mundo: ¿recesión global?

Y la crisis llegó. Aquella que se iniciaba como "la crisis de las subprime" norteamericanas en la segunda mitad de 2007 y se manifestó luego como la "crisis en el sistema financiero" estadounidense en 2008, a fines de ese año se internacionalizó y se expandió a casi todos los sectores de la economía. En dicho contexto, la Argentina tomó políticas monetarias, comerciales y económicas en general para intentar resistir el embate que tarde o temprano tendría que llegar.

Para 2010 no eran pocos los que todavía alardeaban aduciendo que la economía argentina poseía un "chaleco anti-crisis" o que se hallaba virtualmente inmune a la "crisis más grande de nuestros tiempos". Es que aquellos análisis tampoco carecían de motivos: los países desarrollados (PD) era los que estaban sufriendo los efectos de esta dramática situación, mientras que los países en desarrollo (PED) parecían navegar en aguas tranquilas. Pero también existían voces que sonaban a contracorriente y que decían "la crisis va a llegar"... ¿¿Con reservas históricas?? ¿¿Con commodities en precios en constante aumento?? ¿¿Con crecimiento a "tasas chinas"?? Las advertencias eran tomadas con mofa por muchos acólitos.

Habría que ver si se rieron ayer: el Merval tuvo una caida histórica: -10,73%. Leyeron bien: no fue del -1, fue del -10. Casi 11 puntos de descenso del índice bursátil local, que sin dudas se resintió a causa de la baja en la calificación (de "AAA" a "AA+") de los EEUU por las agencias calificadoras de riesgo para inversiones. Se trató de una noticia increíble para los propios norteamericanos: ya no recordaban cuándo había ocurrido algo así... si es que tal cosa hubiera pasado alguna vez.

Pero esta caída abrupta no fue en solitario: también cayó la bolsa de San Pablo (-8,09%), Perú y los índices newyorkinos del Standard & Poors y del NASDAQ (cerca del -7% ambas), Corea, París, Frankfurt, el Dow Jones de Nueva York, México y Chile (todos en -5% o más)... hasta Hong Kong descendió superando el -2%. Ayer muchas de estas bolsas ya habían caído entre un -2% y un -5%.

La semana pasada los índices bursátiles de Europa y de EEUU ya habían iniciado un descenso estrepitoso. Todavía resuenan algunos ecos de los mentados "brotes verdes" que algunos creían ver allá por fin del 2009. Se estima que las bolsas asiáticas continúen su baja entre un 4% y un 6%.

Por su parte el petróleo sigue bajando: de US$ 100 a US$ 80 en tan sólo dos semanas.El precio del oro parece ser el único lugar de refugio: tuvo un alza histórica del 2,7%.

La mayoría de las economías del mundo se encuentran en recesión (el caso de Argentina es complejo de medir: más allá de las criticas al Instituto Nacional de Estadística y Censo -INDEC-, tuvo tasas de crecimiento de entre el 8% y 9% que se contrajeron al 5,5% para 2009. Se prevé que este año nuevamente el crecimiento del PIB vuelva a un 8%, pero ello depende también del devenir político nacional en un año electoral). En el planisferio que se adjunta se muestran las economías en recesión hacia el año 2009 (cuanto más oscuro el color, más grave la recesión).

Actualmente los ojos regionales están puestos en la situación brasileña: estimaciones prevén una baja importante de su economía, más relacionada con las inversiones provenientes de China y con niveles no menores de integración con los EEUU. El descenso de los índices estadounidenses y la baja de la bolsa china hace pensar en una situación crítica en la bolsa de San ablo y con ello el impacto directo de su contraparte en Buenos Aires.